Alquiler de caja de seguridad

Si tiene patrimonio y desea protegerlo, opte por alquilar una caja de seguridad (bancaria y no bancaria) en un banco suizo, y obtenga una de las soluciones a los problemas de protección de bienes y activos.

Con una economía estable, próspera y de alta tecnología, Suiza se perfila como la jurisdicción ideal para albergar grandes patrimonios empresariales o familiares, para protección de los bienes y de los activos, una opción de gran atractivo para establecerse en el país. Todo un centro mundial de referencia por su calidad, seguridad e innovación.

La consultora bancaria independiente de calidad, Foster Swiss, está especializada en la constitución de todo tipo de estructuras empresariales, en asesoramiento fiscal y en planificación del patrimonio. Proteja sus bienes y déjese asesorar por nuestro equipo de expertos.

Nuestra experiencia y conocimiento de la banca y del sistema financiero suizo, nos permite poder asesorarle en la elección de una caja de seguridad. Si necesita alquilar un espacio de forma privada, consúltenos. Realizamos todas las gestiones para alquilar una caja de seguridad bancaria o no bancaria en Suiza (Zúrich o Ginebra). También tenemos cajas disponibles en Liechtenstein. Podrá disponer de su caja de seguridad de forma inmediata, en tan sólo 24 horas.

Fill out my online form

Alquile distintos tipos de cajas de seguridad

  • Bancaria: este tipo de caja de seguridad es la que va asociada a una cuenta bancaria. Los bancos que ofrecen este tipo de cajas de seguridad se encuentran reglados y regulados y han de cumplir con normas de debida diligencia y de admisión y de compliance, conocidas como KYC o Know your Customer.
  • No bancaria: este tipo de caja de seguridad no depende de una cuenta bancaria, sino que entidades de prestigio y solvencia, como empresas de seguridad, ofrecen estas cajas como método para proteger bienes de un valor incalculable o preciado, como documentación confidencial, obras de arte u otros objetos de valor.
Proceso de admisión o KYC

Los bancos que alquilan cajas de seguridad están obligados a cumplir con una serie de normas de admisión, llamadas Know your customer o KYC (por sus siglas en inglés). Unas normas mucho más duras debido a acuerdos el de Intercambio automático de información, SEPA (creación de zona única de pagos en euros) y FATCA, poniendo fin de forma progresiva al secreto bancario. Las entidades bancarias indagarán en quiénes son los nuevos y antiguos clientes, a qué se dedican y de dónde proceden los fondos, con el fin de evitar delitos graves de lavado de dinero, terrorismo, corrupción gubernamental u otros relacionados con drogas y así mismo, garantizarán que se cumple con el marco normativo aplicable.