Apertura de cuenta bancaria offshore

Trabajamos en más de 40 jurisdicciones

Cuenta bancaria offshore

Una cuenta offshore es una cuenta bancaria ubicada en una de las muchas entidades offshore, es decir, un banco situado fuera del país de residencia del titular de la cuenta. De esta forma, estas cuentas bancarias estarán asociadas a titulares no residentes en el país donde se encuentra la entidad bancaria.

 

Contacta con nosotros ahora

Nuestra compañía está compuesta por profesionales de la banca privada internacional que respetan fielmente la legislación sobre secreto bancario suizo. Puede ponerse en manos de profesionales que velarán por su más absoluta confidencialidad.





¿Para qué sirve una cuenta offshore?

Normalmente, una persona física o jurídica suele mantener sus cuentas offshore en una jurisdicción de baja tributación que puede coincidir con centros financieros como los paraísos fiscales. Esto le proveerá de ventajas financieras y legales, como por ejemplo:

  • Una mayor privacidad (véase también el secreto bancario, un principio nacido con la Ley de Bancos de Suiza de 1934)
  • Poca o ninguna tributación (es decir, paraísos fiscales)
  • Fácil acceso a los depósitos (al menos en términos de regulación)
  • Protección contra la inestabilidad local, política o financiera.

El término se originó en las islas del Canal que se encuentran «offshore», es decir, en mar adentro, alejado de la costa del Reino Unido. Por extensión como la mayoría de los bancos extraterritoriales se encuentran en las naciones insulares hasta el día de hoy, el término se utiliza en sentido figurado para referirse a cualquier banco utilizado para estos fines, independientemente de la ubicación. Así, algunos bancos en Suiza aunque no tienen litoral, como Luxemburgo y Andorra pueden ser descritos como «bancos offshore«.

¿Es legal tener una cuenta offshore?

Aunque los medios de comunicación, a raíz de los Panama Papers, se han encargado de señalar con su dedo acusador a aquél que disponía de cuentas offshore en el extranjero, lo cierto es que es un producto financiero más, totalmente legal que busca, entre otras cosas, ocultar el dinero del ámbito público.

Es una medida de protección del patrimonio personal ante posibles acreedores, demandas judiciales que está contemplada dentro de la legalidad. Únicamente recae en la obligación del titular la necesidad de declarar estos activos en el país de residencia. Deberá informar a las autoridades fiscales la tenencia de estos fondos, sus rendimientos y los beneficios que generen. En definitiva, es una herramienta que depende de cómo se use puede ser beneficiosa o perjudicial.

Descubre las claves del secreto bancario

¿Existe todavía el secreto bancario?

En el 2014, 51 países firmaron un acuerdo para implantar el Intercambio Automático de Información en el marco de una cumbre sobre Transparencia e Intercambio de Información impulsada por la OCDE. Gracias a este pacto multilateral se ha conseguido establecer unas normas estándar a nivel global para realizar este intercambio.

A día de hoy ya son 101 países los que se han comprometido ante la OCDE a llevar a la práctica este procedimiento. Sin embargo, el 1 de Enero de 2017 se dio el pistoletazo de salida para implantar estas medidas de intercambio en 55 países, mientras que 46 países iniciarán esto en 2018.

De esta forma, las autoridades firmantes se comprometen a recabar información bancaria de sus residentes extranjeros y posteriormente a comunicársela a las autoridades de sus países de origen. Estamos hablando del sistema Common Reporting Standard (CRS) donde los bancos comenzaron a recopilar información en el 2016 y las autoridades empezarán a intercambiar los datos de forma rutinaria a partir de Septiembre del 2017.

Aún así existen todavía jurisdicciones reticentes a implantar las normas de Intercambio Automático de Información.

Regulaciones internacionales

El Intercambio Automático de Información

¿Qué es el Intercambio Automático de Información?

Como consecuencia de la crisis financiera, aumentó el interés del G20 por establecer una norma mundial, lo que dio paso en Septiembre de 2013 a una petición formal a la OCDE, con el fin de desarrollar una norma común en materia tributaria para combatir la evasión fiscal.

Exigencias bancarias en cuanto a Intercambio de Información

La UE aprobó una Directiva que exige que todas las instituciones financieras del EEE (Espacio Económico Europeo) lleven a cabo procedimientos de diligencia debida e informen automáticamente a las autoridades fiscales acerca de los clientes y los datos de las cuentas.

¿Qué información se intercambiará?

Para las cuentas de personas físicas o entidades jurídicas que sean residentes fiscales en una jurisdicción participante, se transmitirá la siguiente información:

  • Información de identificación: nombre, número de identificación fiscal, fecha de nacimiento y residencia fiscal.

  • Información de la cuenta financiera: número de cuenta, saldo de la cuenta a finales del año anterior e ingresos brutos).

Regulaciones internacionales

El CRS: Common Reported Standard

¿Qué es el Common Reported Standard?

En el marco de los estándares globales de organismos internacionales, como OCDE y FATCA, se implantó el Estándar Común de Reporte o CRS (Common Reporting Standard), que recoge los procedimientos de debida diligencia comunes sobre la manera en la que la información tributaria se intercambia entre las entidades bancarias.

¿A quién afecta el CRS?

Las medidas y normas establecidas en el CRS afectan a cualquier persona física y/o jurídica, con domicilio en cualquier jurisdicción participante de la normativa CRS. No obstante, se aplica principalmente a las cuentas de residentes fiscales en el extranjero.

¿Qué compartirán los bancos?

Los bancos están obligados a proporcionar: la identidad del titular de la cuenta, número de cuenta, el saldo de la cuenta a fin de año, los ingresos (intereses, dividendos, ingresos brutos, etc.).

¡Qué no te engañen!

¿Qué tipo de bancos offshore se ofertan en Internet?

Banca offshore Basilea III

Los mejores
  • Se trata de los bancos normales, como Banco Santander, BBVA, Citibank o Standard Chartered, entre otros.
  • Siguen los pilares de capitalización, garantizando así  solvencia y eficacia bancaria. Son los mejores bancos, los más seguros y confiables. Un ejemplo de éstos sería la banca privada radicada en Suiza o en Liechtenstein.
  • Puede incurrir en problemas relacionados a la actual normativa internacional como KYC, CRS o Intercambio Automático de Información.
  • Cuentan con los más altos estándares internacionales en cuanto a ratios de capitalización bancaria.
  • Están en jurisdicciones offshore. Por ejemplo, BBVA cuenta con filiales en Panamá.

Banca offshore no Basilea III

Banca de segunda categoría
  • Son bancos locales ubicados en jurisdicciones como Panamá, Hong Kong, Singapur, Seychelles, Dominica o Islas Vírgenes Británicas.

  • No cumplen con los ratios de capitalización y solvencia que cumplen los de Basilea III. Están regulados por organismos de menor calidad. Se trata de licencias bancarias concedidas en una jurisdicción por la Autoridad local competente, pero que necesitan de corresposalias de otros bancos, por lo general bancos Basilea III, para acceder a la comunicación interbancaria y operar en ciertos ámbitos. Cuentan con una peor gestión  y comunicación que los bancos Basilea III.

  • Podrían considerarse bancos de 2ª o 3ª división.

Pseudobanca

Monederos electrónicos y falsos bancos

Monederos electrónicos. En este grupo se comprenden todas aquellas actividades sustitutivas del crédito o de los depósitos bancarios o de los medios de pago usados tradicionalmente. Son numerosas las dificultades porque las prácticas bancarias de un país a otro varían y no están adaptadas a las políticas estándar de KYC. En consecuencia, las operaciones que las instituciones bancarias y financieras no bancarias realizan en unos países están más delimitadas, en tanto que en otros existe un mayor grado de libertad para el ejercicio de un gran número de operaciones financieras no tradicionalmente bancarias.

Falsos Bancos Licencias FSP. Cuando hablamos de Licencias FSP, nos referimos a las Financial Service Providers o licencias de servicios financieros. Se trata de licencias especiales, adaptadas a unas necesidades específicas tanto a la hora de emprender un negocio o una aventura profesional concreta en un país del mundo, así como en la creación de sociedades financieras y de ahorro.

Estafas bancarias

En Internet se encuentran graves estafas. Utilizan países como las Islas Comores para indicar que disponen de una licencia bancaria con la consiguiente “confianza” que generan en la víctima. Sin embargo, no hay ningún tipo de banco con licencia ubicado en esta jurisdicción. Se ha descubierto que solo venden cuentas bancarias falsas.

La información es poder

Si quiere conocer más acerca de los principales paraísos fiscales existentes en el mundo, no dude en visitar The daily offshore news, nuestro portal de noticias relacionado con la más reciente actualidad sobre los paraísos fiscales.
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Abrir el chat