Aseguradoras cautivas

Malta es la mejor elección

A

la vista de los elevados costes de los seguros, muchas grandes empresas ahorran primas asumiendo ellas mismas parte del riesgo, normalmente aquellos más infrecuentes y caros de asegurar. Para ello constituyen en un territorio offshore adecuado compañías de seguro propias, llamadas aseguradoras cautivas o por su término en inglés captive insurance company,  gestionadas a veces por grandes compañías o consultoras o por sus propias filiales. En otras ocasiones son varias empresas de un sector las que constituyen una aseguradora.

Buena estrategia para asegurar su compañía

F

oster Swiss, consultora bancaria independiente de calidad, gestiona la formación de compañías aseguradoras cautivas en las principales jurisdicciones de Europa y de América. Consúltenos para más información.





    Compañías aseguradoras

    ¿Qué es una aseguradora cautiva?

    U

    na compañía de seguros cautiva es una empresa filial que asegura parte o todos los riesgos de la empresa matriz. Las compañías cautivas siguen el esquema de retención de riesgo, ya que éste no se deriva a otras empresas, sino que permanece en la misma empresa, a través de su compañía filial o “cautiva” radicada en un paraíso fiscal. A veces son empresas independientes en gestión y personal que están dirigidas por compañías gestoras, también “cautivas”.

    La operativa general es buscar una póliza convencional en el propio país para riesgos menores bien calculados y auto-asegurar las grandes pérdidas en el exterior, a través de la aseguradora cautiva. El empleo de estas filiales mejora la gestión de riesgos de la grandes compañías y les permite acceder a un mercado más amplio de reaseguros. De esta forma, se pueden cubrir riesgos muy difíciles de hacer frente en el mercado de seguros.

    Importantes beneficios fiscales

    P

    ueden conseguir importantes beneficios fiscales ya que la empresa paga a estas compañías cautivas importantes primas. La sociedad matriz, receptora potencial de las primas, debe poder deducirse los gastos de las primas que abona a la compañía aseguradora filial. De esta forma:

    • Se ahorra en primas de seguros en el interior.
    • Se justifican gastos con pagos a su filial, ahorrando impuestos.

    C

    on la financiación obtenida, pueden efectuarse operaciones financieras de todo tipo, incluyendo préstamos, bien directamente o bien a través de terceras sociedades o de bancos offshore.

    • Se invierte el capital de las primas en el exterior, sin impuestos, generando ingresos.
    • Se dispone de capital de reserva para cubrir riesgos.
    La mejor jurisdicción offshore

    Malta, una excelente elección para domiciliar una aseguradora cautiva

    El sólido sistema regulador y jurídico de Malta, así como su sistema tributario beneficioso, han convertido a este país a lo largo de los años, en uno de los principales domicilios de aseguradoras cautivas de Europa. Destacando como una excelente elección para el domicilio de cautivas y como ejemplo de normativa aplicable a la Unión Europea. Que ha conseguido la atracción de notables gestores de seguros cautivos de renombre internacional, como Aon Insurance Managers o Health Lambert, que han establecido operaciones en la isla.

    ¿Por qué Malta?

    S

    e puede beneficiar de un entorno políticamente estable, una mano de obra de habla inglesa especializada y de un regulador, la Autoridad de Servicios Financieros de Malta (MFSA), accesible a todos los actores del sector. Además, unos costes relativamente bajos en mano de obra, instalaciones, oficinas y mantenimiento. 

    Capital requerido

    L

    as compañías de seguros cautivas deben poseer fondos propios no inferiores al fondo mínimo de garantía aplicable, que varía en función del negocio de la cautiva. El fondo de garantía mínimo para una cautiva de reaseguro es de 1.2 millones de euros y para una cautiva de negocios oscila entre 2.5 millones de euros y 3.7 millones de euros. Para las cautivas de vida, 3.7 millones de euros. Estos fondos deben estar libres en todo momento y deben consistir en: capital social desembolsado por un valor no inferior al 50% de los fondos propios y una mezcla de capital social emitido y no pagado, capital preferente, préstamos subordinados, utilidades retenidas y reservas. 

    Impuestos

    M

    alta ofrece un entorno fiscal flexible para las cautivas. Aunque estén sujetas a un impuesto del 35%, puede reducirse al 5%, con el reembolso de 6/7 partes de este impuesto pagado. Además, no existe impuesto sobre fortunas, reglas de precios de transferencia, y retención sobre los dividendos pagados a no residentes. 

    Abrir el chat