Creación de un fideicomiso/trustee/fiducia

La protección de activos y el anonimato en la tenencia de patrimonio es la base que funda la base del derecho Anglosajón en el que estas figuras h¡jurídicas se inspiran. Es muy importante una correcta planificación fiscal, tax planning, teniendo en cuenta aspectos de fiscalidad internacional. Recomendamos encarecidamente contar con gestores y consultores especialistas en el desarrollo de las estructuras en el país seleccionado. Y con empresas y consultores titulados y reconocidos.

Un fideicomiso offshore es un contrato por el cual se establece un título de confianza a otra persona (el fiduciario) y uno o más bienes, que pasan a formar el patrimonio fideicomiso, para que al vencimiento de un plazo o al cumplimiento de una condición, éste transmita la finalidad o el resultado establecido por el primero, a su favor o a favor de un tercero llamado beneficiario o fideicomisario.

Foster Swiss le ayudará a decantarse por una de las muchas estructuras de fideicomisos que existen en función de sus objetivos. El tipo de fideicomiso que establezca depende del tipo de propiedad y activos que albergara y de las circunstancias que rodeen a los beneficiarios que se designen.

Consulta Privada

Consultores de Banca Privada internacional e independiente (0034) 91 290 75 25-ESPAÑA (0041) 225 18 10 98-SUIZA

¿Qué debe hacer el cliente?

1. Elaborar una lista de beneficiarios

Elegir los beneficiarios requiere una selección cuidadosa de la cantidad de la propiedad que será distribuida y la capacidad de la persona que lo recibe de administrar el dinero responsablemente. Los fideicomisos pueden establecerse para que los niños puedan disfrutar del mismo estilo de vida que tenían cuando usted vivía. También pueden proteger sus activos de acreedores. Existe la posibilidad de distribuir la propiedad equitativamente a todos los beneficiarios o dejar cantidades desiguales a cada uno.

2. Designar un fideicomisario

El trabajo del fideicomisario es administrar el fideicomiso y todos sus activos. El fideicomisario debe acatar todas las reglas del fideicomiso y seguir la legislación vigente. Usted puede ser el fideicomisario de su propio fideicomiso aunque lo más recomendable es desingar a profesionales de las finanzas como Foster Swiss que al ser una consultora independiente puede diversificar correctamente los activos.

3. Notificación a los beneficiarios.

Por lo general, el fideicomisario notifica a los beneficiarios que está a cargo del fideicomiso. También explica cuándo pueden esperar recibir la propiedad y los activos del fideicomiso y bajo qué condiciones.

4. Haga una lista de los activos que se usarán para financiar el fideicomiso

Los activos usados para financiar un fideicomiso incluyen los activos que generen ingresos o activos en efectivo. Otras fuentes de financiamiento incluyen acciones, bonos e bienes inmuebles, así como también la propiedad intangible y las pólizas de seguro de vida. Financiar el fideicomiso es el proceso de transferir la propiedad de los activos al fideicomiso.

¿Cuál es nuestro trabajo?

1. Crear el documento del fideicomiso

El documento del fideicomiso contiene toda la información sobre el fideicomiso. Explica qué tipo de fideicomiso se pretende establecer, se nombra al fideicomisario y a los beneficiarios y se transfieren los activos al fideicomiso. Más tarde deberá ser firmado ante notario.

3. Abrir una cuenta bancaria para su fideicomiso

Llevamos el acuerdo firmado a un banco o institución financiera para abrir la cuenta bancaria del fideicomiso. Abre la cuenta a nombre del fideicomiso. Necesitarás los nombres y direcciones de los fideicomisarios. Proporciónale también al banco los nombres e información de contacto de cualquiera a quien se le autorizará el acceso a la cuenta del fideicomiso.

2. Registrar el fideicomiso si es necesario

Algunas jurisdicciones requieren que presentes los documentos de un fideicomiso al estado de forma que haya un registro legal de ellos. Foster Swiss, es especialista en más de 40 jurisdicciones. Algunos estados no disponen de este registro y apenas existe tributación para los activos del fideicomiso por lo que son lugares idóneos para su ubicación.

Establecer un fideicomiso por su cuenta, sin asesoría legal, es posible pero no recomendable. Las leyes fiduciarias y los impuestos sobre los activos de los fideicomisos son complicadas y pueden cambiar en función de la jurisdicción donde estemos registrando el fideicomiso.