Cuenta bancaria en Suiza

Suiza es uno de los países más desarrollados del mundo, con una de las economías capitalistas más estables, poderosas y modernas del planeta, ubicada entre las diez mejores según el índice de Libertad Económica. Es el hogar de las corporaciones multinacionales más grandes, como Nestlé, Adecco, Hoffman-La Roche y ABB, entre otras. También destacan UBS AG Servicios Financieros Zúrich, Credit Suisse Group, entre otros.

Es reconocida por disponer una de las bancas más prestigiosas, caracterizada por la estabilidad, discreción, confidencialidad, seguridad de sus bancos, privacidad y protección de los activos e información de los clientes, convirtiéndola en una de las principales plazas financieras del mundo. Su secreto bancario, uno de los más estrictos, data de tiempos medievales, y le lleva a proteger la identidad de los clientes. En los últimos años, el país ha avanzado en la lucha contra el fraude fiscal internacional, firmando acuerdos con numerosos países. Aún con todo esto, sigue siendo la principal fortaleza financiera, ya que el 25% de los patrimonio extranjeros del planeta se encuentra en Suiza.

Algunos de los bancos que operan en Suiza ofrecen una amplia gama de productos y servicios financieros, brindando la posibilidad de abrir una cuenta bancaria sin necesidad de viajar al país helvético. Ha de tener en cuenta, que toda apertura de una cuenta bancaria en el extranjero, como su cancelación, deben declararse y notificarse a las haciendas locales de los países de origen de los clientes.

Fill out my online form

Los elevados gastos de mantenimiento y bajos rendimientos, así como el ahorro fiscal y el secreto bancario, son alguno de los motivos por los que atreverse a abrir una cuenta bancaria en Suiza. La falta de confianza en los bancos y la búsqueda de mayores rentabilidades, así como la reducción de la carga fiscal, lleva a empresarios, inversores y particulares de todo el mundo a plantearse la idea de abrir una cuenta bancaria offshore, algo lícito siempre que se cumpla con la legislación y se informe a las administraciones de su apertura.

Las denominadas cuentas bancarias offshore u “offshore bank accounts”, han cobrado especial importancia durante los últimos años, cuando la crisis económica y financiera azotó el corazón de Europa. Muchos ahorradores se plantearon mantener su dinero a buen recaudo en un país con un sector bancario más sólido como Suiza.

La finalidad de estas cuentas es triple, por un lado, el ahorro de impuestos, que es considerable para aquellas empresas o particulares que decidan implementarse en el país, para la protección de bienes, ya que en Suiza se encuentran los mejores gestores de patrimonio y por la búsqueda de la privacidad.

Secreto bancario

Hasta ahora se disfrutaba de un total secreto bancario. Tras la firma de acuerdo de la OCDE con 51 países y jurisdicciones tributarias se pone fin de manera progresiva al secreto bancario. A partir del 2017 comenzarán los intercambios rutinarios de información.

Suiza también ha puesto fin a su famoso secreto bancario, adheriéndose a este acuerdo para el intercambio de información fiscal promovido por la OCDE. El país no empezará a aplicarlo hasta el año 2018, aunque esta decisión debe ser refrendada por el Parlamento del país y puede ser sometida a voto por los ciudadanos.

¿Es legal tener una cuenta en Suiza? ¿En Malta? ¿O en Luxemburgo?

Tener una cuenta en Suiza no es ni mucho menos una práctica ilegal, como tampoco tiene por qué ser ilegítima la procedencia del dinero que guarda. De esta manera, los bancos suizos tienen prohibido por ley aceptar dinero que pueda tener un origen ilícito.

Para no caer en el terreno de la ilegalidad, debe notificar a su hacienda local la apertura o cierre de esta cuenta bancaria. En España, a través del modelo 720 de Información a Hacienda y entregarlo en el banco de España.

En el caso de Estados Unidos, debido al acuerdo FATCA, se realiza de forma automática el intercambio de información sobre cuentas en el extranjero de personas y entidades. Los bancos suministran esta información a la administración norteamericana.

Ventajas de las cuentas bancarias en Suiza

Muchas son las ventajas para abrir una cuenta bancaria en Suiza. Una de las razones, es que son un vehículo clave para el comercio electrónico. Con una cuenta bancaria podrá realizar sus actividades empresariales internacionales y diversificar sus inversiones. Realice giros bancarios y transferencias sin restricción de importe a cualquier parte del mundo, así como retirar dinero de cualquier cajero automático. Algunos bancos suizos permiten abrir la cuenta bancaria a distancia y hacerlo en diversas divisas (EUR, GBP, CHF, CAD, HKD, JPY, entre otras).

Disponga de una de las mejores banca online, desde la que podrá controlar, operar y gestionar su cuenta bancaria vía internet.

Además, con su cuenta bancaria en Suiza podrá invertir en bolsa, en forex, en fondos de inversión, en compra-venta de acciones en todos los mercados europeos, entre otros productos y servicios financieros.

Si desea confiar sus ahorros en alguno de los bancos más sólidos y estables del mundo, la banca suiza es la solución perfecta. Con una cuenta bancaria anónima podrá retirar e ingresar dinero sin ningún problema y de una forma legal y anónima.

También podrá retirar dinero sin estar en Suiza, realizar transacciones online, beneficiarse de las ventajas de la banca online y realizar traspasos de capital entre sus cuentas. Además, si lo desea podrá disponer de tarjeta de crédito para realizar de forma vinculada estas operaciones.

Proceso de apertura

La apertura de una cuenta bancaria en Suiza empieza a ser un proceso de extrema dificultad, y por tanto, se recomienda contar con un agente residente en el país y con la labor de especialistas y profesionales en la materia. Es un trámite que suele tardar en torno a diez días. Se exigen unos ahorros mínimos de entre 50.000 y 100.000 euros y en muchas entidades, incluso 500.000. Los gastos de mantenimiento pueden ascender a varios cientos de euros anuales.

Los bancos han adoptado unas normas de admisión, compliance o KYC (‘Know your customer’), mucho más duras debido a los acuerdos FATCA, SEPA u OCDE. Esto se traduce en que las entidades investigarán en quiénes son sus nuevos y antiguos clientes, a qué se dedican y de dónde proceden sus fondos, con la intención de evitar delitos graves de lavado de dinero, terrorismo, corrupción gubernamental, o infracciones con drogas, entre otros.

La documentación requerida, entre otra, es la siguiente: copia certificada del pasaporte, documento que acredite lugar de residencia, como por ejemplo, un extracto de una tarjeta de crédito u otro banco, un recibo de agua, electricidad o similar.

Algunos bancos solicitan también una carta de referencia de otro banco o autorización que les permita consultar en esa entidad la solvencia del cliente.

Especializados en Suiza, Luxemburgo, España y América Latina. Hablamos español.

 

logotipo-foster-swiss-400

Certificados Foster Swiss